Hoy se llevó a cabo la Primera Edición de Noches Para No Dormir, un evento de terror organizado por Heaven and Hell Producciones, de Luis Lesniewicz, en Buenos Aires (Argentina).

El evento tuvo una gran concurrencia desde el inicio. De hecho, muchas personas se asombraron por haber tenido que hacer fila para entrar, ya que el terror en Argentina nos tiene acostumbrados a lo más «under» y los públicos suelen ser mucho más pequeños o estar diluidos en el tiempo que dura el evento. Demoró aproximadamente 30′- 45′ el poder entrar. La espera para algunos valió la pena y para otros, no tanto. En este artículo te contaremos por qué. ¡Seguí hasta el final!

¿Qué vimos en Noches Para No Dormir?

Creí que era yo sola la que no entendía en qué me estaba metiendo pero, al parecer, muy pocas personas sabían realmente qué es lo que iban a ver.

Es la primera vez que se realiza este evento, la expectativa era grande y no todos teníamos 100% claro de qué se iba a tratar. Solo se sabía que habría shows en vivo y que algunas personalidades del género se apersonarían en el lugar.

La recepción estuvo en manos de La Monja y Jason, muy bien realizados y misteriosamente sociables. Para el momento en que entramos apareció Magnus Mefisto (youtuber de terror – cliqueá acá si nunca lo viste) en el escenario para contarnos de qué iba a tratar la jornada terrorífica.

En estas aproximadamente 4 hs. de terror se llevaron adelante tres shows de teatro interactivo / performático, tres autores realizaron firmas de libros y tres… No, ya sería demasiado (aunque la última obra consistió en 3 historias… 😱). Además, hubo comida, bebida, puestos de libros, coleccionables, artesanías, ropa y cosplayers.

El primer show estuvo basado en la taquillera Resident Evil; cuya historia nos llevó de viaje por unos instantes hacia el Departamento de Policía de Racoon.

La segunda obra se centró en la historia del asesino serial Ed Gein, que fue inspiración principal de LeatherfaceLa Masacre de Texas. Este show comenzó con una narración de la mano de Guillermo Barrantes, escritor y guionista argentino, y contó con la actuación de Germán Baudino, interpretando al Sheriff, hacia el final.

No quiero contarles todo con lujo de detalles porque si todo sale bien Noches Para No Dormir podría llevarse a otras provincias de Argentina. Así que, solo diré que al final de este show volaron cabezas -literalmente-…

El último show consistió en tres leyendas urbanas. La narración estuvo a cargo de Guillermo Lockhart, escritor y conductor de Voces Anónimas (programa de TV de terror que se emite en Uruguay, aunque podés chusmearlo en YouTube) y cada historia «cobró vida» con la aparición de sus personajes. San Valentín fue el hilo conductor para estas tres historias en que vimos envenenamiento, espejos malditos y payasos asesinos.

Los shows fueron interactivos, o si se quiere, performáticos, ya que sobrepasaban los límites del escenario o del guion para llegarle al público. Demás está decir que la interacción tenía como objetivo… ¿Asustarnos? Daré mi opinión acerca de esto al final… Quédense, porque hay más.

Como últimos destacados:

  • La elección de Magnus Mefisto como conductor fue sumamente acertada, ya que su elocuencia llenó un par de «huecos» de forma muy efectiva y humorística.
  • Los cosplayers de Ghostbusters brillaron por su simpatía. Y, sí, ya buscaremos nuestras fotos con la Mochila de Protones en Facebook.
  • Aunque parezca increíble, sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría de los asistentes eran adultos, algunos se han llevado sustos reales. La última leyenda urbana, incluía a un tipo de personaje que aterroriza a más de uno, sea cual sea su edad: ¡payasos!

La Literatura dijo presente en Noches Para No Dormir

Algunas personas creen que la literatura de terror se enterró junto con los poetas muertos, otras creen que sus representantes solo habitan en suelos anglosajones. Pero, lo cierto es que hoy pudimos ver a varios de estos extraños especímenes, congregados, en el mismo espacio-tiempo.

Sí: escritores, de terror.

Dijeron presente en este evento: Mauro Croche, Guillermo Lockhart, Guillermo Barrantes y Mariano Baratta.

Estuvieron a lo largo de toda la jornada firmando libros y sacándose fotos con el público.

Estos son los que yo he avistado. Quizás había más, ya me comentarán abajo 🤔

Por supuesto que me traje algunos libros firmados, así que, pronto, quizás encuentren más información sobre estos títulos y autores en la sección de libros de terror.

Hubo gente a la que no le gustó tanto

Si bien, personalmente, disfruté mucho del evento y espero que ésta además de la primera no sea la «única» edición de NPND, hay cosas que pueden mejorar e hicieron enojar a algunas personas.

La organización debe pulirse. Sobre todo respecto del timing del ingreso. También habría sido útil conocer el tiempo entre los shows.

Respecto de los shows, el primero fue el más criticado, de hecho, hubo algunos que se fueron (e hicieron muy mal, porque los dos siguientes fueron buenos). Lo que menos gustó fue el hecho de que las voces estaban grabadas y en la interpretación se notó el desfasaje. Además, parecía faltarle un buen guion. Entraban y salían los personajes, con un mínimo diálogo y muchos momentos de luces, sonidos y esperar a que pase algo. Creo que el que no conoce Resident Evil… Simplemente, no cazó una.

Ahora bien, al parecer, hubo un par de personas que esperaban morirse de miedo y… No, no lo consiguieron. Hay quienes en Facebook comentaron decepcionados que esperaban «terror extremo».

¿Cuál es mi opinión? Básicamente, creo que muchas personas no entienden que el terror es un género artístico. Hay personajes que los amantes del terror adoramos aunque no nos den miedo. Si veo a Jason y Freddy me pongo feliz, me saco fotos con ellos, porque: no les tengo miedo como desde los 10 años (y ni hablar si Jason te hace una jodita… 🤣)

Además, «entiendo» que cualquier cosa que vaya a ocurrir en un evento de terror va a ser FICCIÓN. ¿Qué esperaban, que los metieran en El juego del miedo? Primero: sería grave y arriesgado, segundo: ¿pagarías por ser aterrorizado realmente? y ¿cómo podrían saber cuál es tu umbral de asombro y terror?

Es obvio que cualquier personaje terrorífico que puedas ver en un evento de terror va a ser un actor caracterizado o un cosplay. Somos adultos, muchos hemos visto cientos de películas de terror, leído cientos de libros de terror, vimos series, obras de teatro, etc. No digo que a causa de esto uno quede 100% «curado de espanto» -nunca más adecuada esta expresión- pero sí que es muy difícil asustarse. Así que, un adulto decepcionado porque «no se asustó» (lo cual es muy subjetivo) en un evento de terror me parece una incoherencia.

En definitiva, no me asusté y esta noche voy a poder dormir tranquila. Pero, me encantaría que este evento tenga más ediciones, que crezca y se ponga mejor.

Muchos seguimos consumiendo terror aunque ya nos da más placer que miedo. Y es que existe cierta satisfacción en lo extraño-conocido, en lo siniestro, que solo los fanáticos del terror encontramos.

No espero que todos comprendan mi alegría al saltar para intentar agarrar una cabeza decapitada como si fuese un ramo de novia. Me guardo ese recuerdo de este evento.

Noches Para No Dormir: crónicas de un Evento de Terror en Bs. As.
5 (100%) 5 vote[s]

1 Comentario

  1. ¡Qué ganas de haber estado ahí con vosotros! Se nota que estuvo de lujo. Me encantaría ser parte algún día de algún evento así, pero en mi ciudad no se organiza nada y mis amigos no comparten mucho esas cosas. Me encantó sobre todo la parte de los cosplayers, ¿no es habéis topado por ahí con algún Pennywise de casualidad? Él es mi personaje de horror favorito.

    Pues muchas gracias por compartir, estoy al pendientes de todas vuestras redes sociales, aunque no comente; pero por aquí sí os voy a comentar.

Deja un comentario